Noticias

Columna semanal OBSERBC- Justicia pareja para los mexicanos

Miércoles 20 de septiembre de 2017

Por: José Luis Huape Rodríguez

 

Hace algunos años acudió a mi oficina una señora de aproximadamente 40 años de edad en busca de asesoría legal. Me comentó que demandó a su esposo el divorcio necesario en la ciudad de San Luis Río Colorado, Sonora.

 

La señora muy diligente me hizo hincapié en que estuvo muy atenta al juicio, incluso dijo que por curiosidad estuvo revisando y cotejando la información que le proporcionaba su abogado con la ley sonorense aplicable al caso.

 

Con una mueca de sonrisa dijo que le pareció interesante leer el Código de Procedimientos Civiles de Sonora, le llamó la atención que en una serie de reglas (llamados artículos) se describía un método para solucionar el problema que tenía con su esposo.

 

La señora volvió a contraer nupcias y por azares del destino ahora tenía que enfrentar una demanda de divorcio que su nuevo esposo entabló en su contra. El juicio de divorcio se tenía que tramitar en B.C. sujetándose al Código de Procedimientos Civiles de la entidad.

 

Como es una persona acuciosa ya había leído el Código de B.C. que regiría el juicio que enfrentaría; durante la entrevista que sostuvimos me hizo las preguntas siguientes:

 

¿Por qué los plazos para contestar la demanda y ofrecer pruebas son diferentes en los Estados de Sonora y B.C., si el juicio en ambas entidades federativas trata de resolver la misma problemática entre esposos?

 

¿Por qué una misma prueba tiene más peso probatorio en un Estado que en otro, es decir porqué conforme a las reglas de un Estado el juez debe creer más en una prueba, que el juez de otro Estado?

 

En esa ocasión expliqué a al cliente que en materia civil y familiar cada Estado de la República tiene su propio código y en base a él los jueces deben resolver los juicios que se tramitan ante ellos.

 

La señora replicó: ¿Entonces la justicia no es pareja para todos los mexicanos? Cuándo vivía en San Luis Río Colorado a escasos kilómetros de Mexicali, fui juzgada en un juicio con plazos y oportunidades diferentes a las que ahora debo sujetarme a pesar de que se trata de un problema similar. ¿Eso es justicia?


 

Enviaré a la señora que experimentó esa desigualdad de trato en los juicios que  se llevaron en Sonora y en B.C. una carta para informarle que en adelante la justicia civil y familiar será pareja para los mexicanos.

 

El día 15 de septiembre del año en curso se reformaron los artículos 16, 17 y 73 de la Constitución General Mexicana, a raíz de esa reforma el Congreso de la Unión deberá emitir en un plazo no mayor a 180 días el “Código Único de Procedimientos Civiles y Familiar”.

 

En adelante todos los juicios familiares y civiles que se tramiten en los Estados de la República seguirán las mismas reglas en plazos y oportunidades, ya no habrá códigos malos, no tan malos y buenos, habrá uno sólo que establezca reglas parejas para los chiapanecos, defeños, jarochos y cachanillas por mencionar algunos.

 

La reforma también establece que los jueces deberán privilegiar el fondo sobre la forma, de manera que los juicios ya no se perderán en formalismos que sólo retardan y entorpecen la justicia, obviamente siempre observando el debido proceso.

 

Una vez que el Congreso de la Unión emita el Código Único que unificará la legislación para toda la República, dejarán de tener vigor 32 códigos procesales civiles de las entidades.

 

P.D. La justicia es lenta pero tardada, esperemos que con esta reforma llegue  para beneficiar a todos por igual.

<< Regresar
OBSERBC
Mexicali Baja California
Av. Galaxia #18-A
Tel: 567 8972
contacto@obserbc.org